About Us

Views

Members

Commissions

CoR External Relations

News

Events

People

Stay In Touch

25 April 2014 / ES

La Europa que necesitamos. La Europa que queremos: Una Europa mejor

Poznan, Manifiesto de los dirigentes regionales y locales del PPE para el nuevo mandato político de la Unión Europea de 2014

  1. Necesitamos una Unión Europea con alma y corazón. Queremos una Unión Europea que escuche y comprenda. Queremos una Unión Europea que decida y actúe en beneficio de todos sus ciudadanos, con independencia de su lugar de residencia y trabajo, o de su lugar de origen.

    En toda la Unión Europea los ciudadanos, con independencia de su nacionalidad, se sienten fuertemente vinculados al pueblo, ciudad o región donde residen y trabajan. Las necesidades vitales de las personas vienen determinadas por las características específicas de sus lugares de residencia. Estos entornos humanos, territoriales y democráticos requieren acciones políticas armonizadas que tengan en cuenta la dimensión territorial de la UE y sus niveles de gobernanza  nacional, regional o local. La UE trabaja sin descanso para encontrar soluciones a los problemas de la sociedad y estimular el crecimiento y el empleo conectando Europa, confiando en los ciudadanos europeos e invirtiendo en las regiones de Europa.

  2. Necesitamos que las decisiones se adopten en los niveles más cercanos a los ciudadanos. Queremos encontrar las mejores soluciones, asegurando al mismo tiempo una plena legitimidad democrática, en cuyo marco las ciudades y las regiones tengan voz, y su voz transforme valores en hechos que importan a los ciudadanos.

    La Unión Europea debe aportar un valor añadido claro, y los ciudadanos tienen derecho a saber quién es responsable de qué. Esto significa que necesitamos una Europa en la que las ciudades, las regiones y los Estados miembros trabajen codo con codo utilizando el principio de la gobernanza multinivel. Esta es la razón por la que la UE debe trabajar activamente y con dedicación en aquellos ámbitos que se abordan mejor a nivel de la UE, y derrochar menos energía en los ámbitos que se abordan mejor a nivel nacional, regional y local. La UE ha de ser mayor en las cosas grandes, y más pequeña en las cosas pequeñas. Esto está en consonancia con el énfasis de nuestra familia política del PPE en la subsidiariedad: abordar cada problema al nivel más adecuado y lo más cerca posible de los ciudadanos.
  3. Necesitamos que se respeten los valores más importantes de la UE: la democracia, el Estado de Derecho, la libertad, los derechos humanos, la asunción de responsabilidades, la solidaridad y la igualdad. Queremos una nueva comunicación descentralizada de la UE, ya que es la forma más eficaz de llegar a los ciudadanos y luchar contra el euroescepticismo y el populismo. Queremos una generación joven apasionada por Europa.

    Los valores fundamentales constituyen la base de un proceso de toma de decisiones fuerte en la Unión Europea. Deben entenderse como los modelos que hay que defender y promover dentro y fuera de la UE. Hemos de ser más valientes y claros a la hora de explicar las políticas europeas. Los ciudadanos deben saber quién fue responsable de la crisis financiera. Europa no provocó la mayor crisis financiera y económica de las últimas décadas, sino que, por el contrario, aunó sus fuerzas, proporcionó solidaridad y luchó enérgicamente para superarla. Los que culpan la UE se equivocan, ¡y hemos de decirlo! Al explicar sus valores y políticas, la UE deber contar con los ciudadanos, intentar generar nuevas ideas y lograr compromisos compartidos para ponerlas en práctica. De igual manera, los entes locales y regionales podrían promover más a Europa entre los jóvenes y los niños, también mediante la introducción de clases obligatorias sobre las cuestiones europeas en las escuelas primarias y secundarias.
  4. Necesitamos una Unión Europea que facilite las condiciones adecuadas para el bienestar social, el crecimiento económico sostenible y la competitividad para todos. Queremos contar con los fuertes, los débiles y los pobres para reforzar la cohesión en toda Europa.

    La política de cohesión es el principal instrumento de inversión de la UE para mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos, y contribuye sustancialmente al crecimiento sostenible y al empleo. El fomento de la cohesión debe permitir a los Estados miembros, las regiones y las ciudades aprovechar lo mejor posible las oportunidades de inversión, en función de sus propias necesidades. El objetivo es aumentar la competitividad y reducir las disparidades económicas y sociales entre las regiones más atrasadas y las más adelantadas. La política de cohesión también apoya los objetivos de la Estrategia Europa 2020 para el crecimiento y el empleo. La futura cohesión y la nueva política del desarrollo rural deben aumentar el uso adicional de inversiones públicas y privadas y centrarse en el crecimiento y el empleo, la innovación, las pymes, las energías renovables y la eficiencia energética garantizando al mismo tiempo un desarrollo armónico e integral de las zonas urbanas y rurales.
  5. Necesitamos una UE que refuerce la economía social de mercado. Queremos un sector público que facilite iniciativas empresariales viables. Hemos de apoyar firmemente a los jóvenes para desarrollar plenamente sus potencialidades y fomentar su espíritu empresarial.

    En su vida cotidiana, los ciudadanos piden a todos los dirigentes políticos que faciliten nuevas oportunidades de empleo y nuevas empresas competitivas. Es preciso animar a los jóvenes para que se conviertan en emprendedores, especialmente en el ámbito de las pequeñas y medianas empresas. La UE debe apoyar mejor el trabajo realizado por los entes regionales para mejorar las sinergias entre la investigación, la educación y la competitividad del mercado. Además, en un entorno social cambiante, hemos de ayudar a los miembros de las familias con servicios públicos eficientes y un fácil acceso a las escuelas y los hospitales. Además, los ciudadanos exigen que se afronten adecuadamente los crecientes retos demográficos, quieren un aumento de las oportunidades de empleo y una mejora de la  seguridad social.
  6. Necesitamos una mejor coordinación de todos los niveles de gobierno, así como sinergias y complementariedades de todos los presupuestos públicos. Queremos una administración pública eficaz, interconectada e innovadora a nivel de la UE, nacional, regional y local.

    La recuperación económica y la creación de empleo son objetivos que pueden lograrse mejor otorgando un papel destacado a los entes locales y regionales, ya que estos últimos aplican hasta un 70 % de la legislación de la UE y contribuyen con dos tercios de la inversión pública directa de la Unión Europea, mientras que gran parte de las inversiones públicas proceden de los Fondos Estructurales y de Inversión. Es necesario mejorar la calidad del gasto público, y aumentar la interoperabilidad de las administraciones públicas en toda la UE. El apoyo a las inversiones públicas es más importante en tiempos de crisis, ya que un gran número de regiones tienen un acceso limitado a las fuentes de crédito tradicionales, debido a la reducción de su calificación crediticia y al aumento de su endeudamiento.
  7. Necesitamos una Unión Europea política que trabaje en colaboración con sus regiones, ya que los ciudadanos tienen una gran confianza en sus dirigentes políticos locales y regionales. El Partido Popular Europeo desea que las regiones disfruten de una posición fuerte como protagonistas clave en la UE para responder a la necesidad vital de legislar mejor, consolidar la democracia europea y reducir su déficit democrático.

    Los entes regionales y locales desempeñan un importante papel económico, cultural y social, que a veces va más allá de las fronteras administrativas de sus Estados miembros. El PPE es la familia política con mayor representación en las ciudades y regiones europeas, y nosotros consideramos la promoción de los entes locales y regionales como un valor añadido para una mayor integración europea. El PPE apoya la contribución del Comité de las Regiones en su calidad de asamblea política y órgano institucional de la UE que defiende los intereses de las regiones y ciudades a lo largo del proceso legislativo.